viernes, 25 de abril de 2008

CAPÍTULO 3: GALILEO (entrada individual)

CONTEXTO HISTÓRICO Y POLÉMICA:
Este capítulo se explaya muchísimo en la biografía de Galileo Galilei. Nos situamos en Pisa 1564 cuando nació este genio. Y en Florencia, 8 de enero de 1642 cuando murió. En pleno renacimiento.
No es en vano, sino por algún motivo se explaya tanto el autor en la biografía de este personaje, y es porque sus problemas y enfrentamientos con la Iglesia y el debate que generó entre ciencia y religión aún sigue vivo y se toma como mejor ejemplo de conflicto entre la autoridad y la libertad de pensamiento en la sociedad occidental. Dichos enfrentamientos y problemas con la Iglesia son tan influyentes que hablaré de ellos brevemente para observar sus consecuencias a día de hoy:
Sus incidencias con la Inquisición comenzaron durante el papado de Paulo V, por querer ayudar a un amigo, Castelli. Este le escribió pidiéndole consejo y ayuda ya que la duquesa Cristina de Lorena le había manifestado sus inquietudes sobre la contradicción entre el sistema copernicano que Castelli defendía y ciertos pasajes de la Biblia. Galileo le respondió en una carta explicándole que aunque algunos pasajes contradigan los hechos observados lo que importa es el fondo (ya que Galileo tampoco renunció a la religión nunca) Esta carta llego incluso hasta a publicarse y Galileo, para que no se lo tomase mal la duquesa Cristina, le escribió otra carta personalmente a ella en la que citó una frase que a mi me parece muy interesante: “La Biblia nos dice cómo se va al cielo, no cómo va el cielo” Justo un año después Galileo tuvo una denuncia de la Inquisición por primera vez, en parte por esta carta. La Sentencia del Vaticano fue que la doctrina copernicana era literalmente absurda y herética y que era erróneo cualquier tipo de movimiento anual de la tierra. Aquí Galileo todavía se atrevía a defender sus ideas y a demostrar por medio de las mareas la veracidad del movimiento de la Tierra. En parte porque un fraile había publicado un libro sobre la opinión copernicana compatible con la Biblia, y eso le daba ánimos. Pero resulta que Galileo no sabía que le había obligado a tratarlo como hipótesis sólo. La Inquisición, como respuesta le amenazó con pena de prisión si desobedecía en cuanto a no enseñar, defender o discutir la doctrina copernicana. Al final el edicto del Vaticano resultó no mencionar a galileo. Sólo prohibía el libro escrito aquel escrito por el fraile.
Sobre 1920 el papa Paulo V murió, pasando a ser Maffeo Barberini el nuevo papa Urbano VIII. Este era un gran amigo y admirador de Galileo y le aseguró que podría escribir sobre cualquier tema, con la teoría de que si un aserto científico no se demuestra no hay nada que temer y que los problemas serios surgirían si se demostrase. Sin embargo poco después la Inquisición prohibió vender más ejemplares de “Los Diálogos”, un libro recientemente escrito por Galileo que estaba teniendo tremendo éxito y que trataba sobre las conversaciones de tres personajes acerca de los grandes sistemas del mundo. Parece ser que Urbano VIII se sintió identificado con uno de los personajes del libro, y considerándolo una burla su buena relación con Galileo decayó bastante. Esto significó para Galileo el arresto domiciliario hasta el juicio en el que su único castigó era una penitencia si reconocía que había obrado mal. Pero en meses más tarde la nueva sentencia de la Inquisición prohibía “Los Diálogos” y condenaba a Galileo a cadena perpetua. Galileo, asustado abjuró de sus errores en público, pero sólo exteriormente, él, a pesar de ser religioso, nunca se dejó convencer por la iglesia ya que estaba seguro de que la tierra se movía y del sistema copernicano. Por eso, según la leyenda Galileo susurró al final de la ceremonia: “Eppur si muove”, que significa: “Y sin embargo se mueve…”
Esto no ha quedado ahí y la Iglesia lo ha estudiado recientemente. El papa Juan Pablo II organizó una comisión de científicos católicos y estudiaron el caso durante 14 años. Aparentemente es como un error la condena de Galileo por parte de la Iglesia. Así lo veo yo, como mucha gente, y así lo hizo consideró Juan Pablo II en 1992 pidiendo disculpas por la injusticia. Pero sin embargo la comisión de científicos concluyó que el juicio de Galileo fue justo ya que la iglesia se había equivocado pero Galileo tampoco había demostrado nada. Recientemente también se ha tratado el tema. En 2003 Angelo Amato, secretario de la Congregación para la doctrina de la Fe, que sería una especie de “Inquisición” actual. Dijo que todo lo que se había dicho del proceso contra Galileo era falso y era para arrinconar al Vaticano, ya que el juicio había sido culpa de los aristotélicos de Pisa y no de la Iglesia. Dijo también que Galileo renegó por miedo a ir al Infierno y no por la crueldad de la Iglesia. Esto quiere decir que todo fue por la mentalidad de la religiosa de la época y no por la presión que ejercía la Iglesia. Recordando el hecho que se había producido por aquella época también, que el científico Giordano Bruno fue ejecutado por una herejía similar, yo opino que no era la mentalidad y la conciencia religiosa de la época sino la forma de la Iglesia de imponer esa mentalidad cometiendo crueldades e injusticias para ello, y muchas veces en su propio beneficio y no sólo por defender la fe.


TRABAJO EXPERIMENTAL:

INTRODUCCIÓN:
Galileo fue astrónomo, filósofo, matemático y físico realizó infinidad de inventos, descubrimientos y experimentos. Algunos de ellos fueron: el Pulsilogium (péndulo para tomar las pulsaciones, el termoscopio (un termómetro), un imán poco exitoso, balanzas hidrostáticas, trabajó sobre los movimientos acelerados y las trayectorias parabólicas de los proyectiles, sobre la resistencia de los materiales, y fabricó telescopios, haciendo también algunos descubrimientos acerca de las supernovas. Estuvo relacionado estrechamente con la revolución científica mostró interés por casi todas las ciencias y artes (música, literatura, pintura) Se le considera el descubridor del método científico (complementario a los escritos de Francis Bacon), y debido a la gran potencia del método ya que la ciencia y la tecnología hoy dominan el mundo gracias a él, le debemos mucho a Galileo. Además ha sido considerado como el "padre de la astronomía moderna", el "padre de la física moderna" y el "padre de la ciencia". Pero destacaré su experimentos sobre la caída libre de los cuerpos desde la torre de pisa en el que su trabajo se considera una ruptura de las asentadas ideas aristotélicas:


EXPERIMENTO:

Aristóteles ya había hecho algo similar pero aceptando su intuición creyó que los cuerpos caían más o menos rápidamente en virtud de su peso. Mediante su experimento, Galileo se dio cuenta de que esto era falso. Lo primero que hizo Galileo fue medir el espacio y el tiempo, ya que estas magnitudes definen la velocidad y por tanto la aceleración. Pero Galileo no tenía los medios actuales para medir el espacio y el tiempo, así que para medir la distancia, al no tener sistema métrico decimal utilizaba reglas de latón separadas entre sí por 0,094 cm, distancia que el llamaba ‘punto’. Y para medir el tiempo tenía tres métodos: el péndulo, un reloj de agua o tocando el laud. (Esto último le venía de la afición musical de su padre, y me parece una forma bonita que relaciona la música con las matemáticas, que en realidad la música es el lenguaje que usa, las matemáticas) Gracias a estas magnitudes, espacio y tiempo, Galileo descubrió que la evolución de los objetos en ellas, (en el espacio y en el tiempo) se llama movimiento. Estudiando las diferentes evoluciones estudió los tres tipos de movimientos (MRU, MRUA y MCU) y sus respectivas características y fórmulas. Aunque respecto a las fórmulas matemáticas, Galileo se basaba más en proporciones para explicar sus cálculos ya que sus matemáticas eran rudimentarias. Aún así, eran necesarias las matemáticas para estudiar los movimientos, ya que es el lenguaje en el que está escrito el universo, es decir la física.
Se centró en el MRUA para estudiar la caída de las bolas desde la torre de Pisa. Medía la distancia recorrida por cada bola y el tiempo que tardaban en hacerlo. Pero se encontró con dificultades, ya que no podía medir la distancia hasta una torre con reglas de latón ni el tiempo con instrumentos musicales, relojes de agua o péndulos. Por eso sustituyó el experimento por un plano inclinado: Tomó un tablón de 7 m, lo colocó formando cierto ángulo con el suelo y lo engrasó bien para evitar el rozamiento al máximo. Hacía marcas a distintas distancias y medía el tiempo en el que la bola pasaba por las marcas. Esto le permitió a Galileo descubrir dos cosas:
-Que el movimiento de la bola se podía descomponer en movimiento horizontal y en movimiento vertical y que los dos son uniformemente acelerados. (Esto tiene que ver con los vectores)
-Que desechando el rozamiento la velocidad con que la bola llega al suelo es proporcional al tiempo (v=at) siendo la aceleración la constante de proporcionalidad, (MRUA). Y una vez la bola llega al suelo, desechando el rozamiento, la bola seguiría indefinidamente con ese movimiento, a la misma velocidad, (MRU).
Concluyendo, Galileo inventó así, los modelos físicos: condiciones ideales que permiten formular leyes exactas que después se someten a aproximaciones sucesivas para reproducir la realidad. Esto lo hemos comprobado nosotros mismo en las prácticas al encontrarnos con diversos errores experimentales.
Y lo más importante, le permitió descubrir que el aumento de la distancia era de 9,8 metros cada segundo, es decir que la aceleración que imprime la tierra es de 9,8 m/s2 y es siempre así, independientemente de los pesos. Esta es la g de Galileo y de Gravedad.

OPINIÓN CRÍTICA:

Respecto al capítulo, me ha parecido interesante la forma de contar la vida de Galileo, como siempre entretenida y amena. Caracterizando a Galileo de una determinada manera (ambicioso y orgulloso pero también dicharachero y amigable) para que así le veamos no sólo como científico sino también como persona y su historia despierte nuestro interés y nos ‘enganche’. Esto, junto con los toques humorísticos, es algo propio del estilo del libro, según lo leído hasta ahora, y hace que resulte mucho más fácil de leer. Además me ha parecido interesante el enfoque que le da de disputa entre los avances científicos de la época y la mentalidad religiosa. La manera en la que muestra a Galileo como medio para esa enfrentación, y cómo muestra este debate en el mundo actual. Refiriéndonos precisamente a la sociedad actual, podemos decir que Galileo es una de las figuras más recordadas no sólo por sus experimentos y descubrimientos, sino por su forma de trabajo (la creación del método científico) y por el nombrado debate que originó. Su figura, actualmente, ha inspirado los nombres de numerosos objetos astronómicos así como diferentes misiones tecnológicas:
La misión Galileo a Júpiter
Las lunas galileanas de Júpiter
Gao en
Ganimedes
El cráter Galileo en la
Luna
El cráter Galileo en
Marte
El asteroide
(697) Galilea (nombrado en el 300º aniversario del descubrimiento de las lunas galileanas)
Galileo (unidad)
El
sistema de posicionamiento europeo Galileo

Respecto a su experimento y su forma de trabajar, me ha recordado muchísimo a las prácticas que nosotros realizamos, pero destacando la diferencia de medios con que nosotros contamos y con la escasez que contaba él. Eso le da más merito aún. Al final del capítulo propone realizar nosotros mismos el experimento, y nosotros ya hicimos algo parecido en una práctica, la de MRUA, la de la tirolina. También, me recordaba a lo estudiado respecto a los movimientos y sus características y fórmulas. Así que me ha gustado el capítulo porque me era bastante familiar

BIBLIOGRAFÍA:

wikipedia